martes, 1 de septiembre de 2009

Un brindis muy esperado


El momento se hizo de rogar pero finalmente... llegó y conseguimos reunirnos en el pinar de Benlloch alrededor de unas chuletitas y longanizas pasadas por la barbacoa. El brindis fue a la salud y por la recuperación del amigo Vicente tras un veranito pasado por médicos, enfermeros y hospitales. Cuando le dieron el alta le recordaron, -Vicente, sobretodo bebe mucho líquido, que es bueno para el riñón!-, ...como véis no tardó nada en llevarlo a la práctica. :-))

2 comentarios:

  1. Gracias amigo David y Juan por hacer posible una
    de las cosas más bonitas de la vida, extraer una porción de nuestro tiempo para compartir y disfrutar con los amigos.

    ResponderEliminar
  2. Vicente, un placer compartir unas cervezas contigo y con Sonia. Tu baja de agosto será la excusa perefecta para repetir pronto contigo presente la vuelta en bici por la Sierra de Irta, ... lo que te perdiste aquella tarde!

    ResponderEliminar