martes, 14 de julio de 2009

La poderosa fuerza de Villafamés


Ayer pude por primera vez escapar del agujero negro que suponía para mí la hermosa localidad de Villafamés, dejando atrás su enorme fuerza gravitacional ejercida contra todo aquel que pretende alcanzar los caminos y sendas de su Sierra. Por primera vez (al menos en mi caso), los vecinos sentados en hamacas frente a sus casas, contemplaron cómo un forastero enfilaba sus empinadas calles con su nave-bici, utilizando el único combustible propulsor de sus piernas, dejando a cambio una estela de sudor que le permitió alcanzar el espacio interestelar soñado, …y sin tocar un pie en el suelo.

4 comentarios:

  1. Ya te has ganado otra alhambra. Como no pases pronto por la parroquia no habrá suficiente botellín verde para compensar todo lo acumulado........

    ResponderEliminar
  2. Y menos desde que se anuncia en el National Geographic. Ya ha resucitado el ordenador.

    ResponderEliminar
  3. Hi David.

    No sé hasta donde habrás llegado pero por esa carretera (que realmente es una pista con asfalto ;-)) ) está esta zona de bloque emergente http://vilafamesbouldering.blogspot.com/ ... vamos que si ves al final coches aparcados y a algunos jóvenes con una especie de colchón plegado en la espalda (como una mochila) ..son escaladores de bloque ... y en los bloques hay una actividad frenética ... para verlos un rato.

    ResponderEliminar
  4. Vicente, cuando regrese del pueblo en septiembre no habrán suficientes alhambras que apuntalen las aventuras que estoy construyendo.
    Suso, me alegro de ver que vuelves a estar conectado, tus comentarios hacen falta por el barrio.
    Carlos, Vilafamés está lleno de paredes y rocas rojas que aparecen de la nada. En compañía del Garmin aquel que pedimos a medias, estoy descubriendo y disfrutando de lo lindo.

    ResponderEliminar