jueves, 2 de julio de 2009

La vida, como el agua, pasa por Navajas

Tras situarnos en la parcela correspondiente en la ladera del Altomira, nos disponemos a dar una vuelta con los ojos y oídos bien abiertos.


Para mis hijas, la piscina del camping ya justifica por sí sola la excursión.

Entrada al pueblo de Navajas. Espectacular por las casas señoriales con sus jardines perfectamente conservados. En el centro de la plaza del pueblo existe un olmo centenario ideal para tomarse un par de dobles bajo su sombra (no pidáis jarras que no os entenderán).



Hasta llegar al paraje del Salto de La Novia, unos de los más turísticos y bellos en el recorrido del río Palancia, te tropiezas con multitud de fuentes naturales cada una con sus propias características minerales.



Otro punto interesante es el paso de la vía verde de Ojos Negros por la misma valla del camping, que te ofrece 70 km ininterrumpidos sin coches ni ruidos.



Rincones y fuentes preciosas que te encuentras siguiendo el cauce del río desde el Pantano del Regajo hasta su paso por Navajas.
En fin, un paraíso a solo 60 km de Castellón, ideal para pasar un frequito día de verano, y escuchar la potente melodía de vida que nos ofrece su río.

5 comentarios:

  1. Un buen sitio para desconectar y relajarse.

    ResponderEliminar
  2. Hasta hace poco me resultaba difícil asociar la montaña de Castellón con el agua y la vegetación...

    ResponderEliminar
  3. A mi Suso me pasaba igual con Cadiz... hasta que conocí la Sierra de Grazalema! jjj Está visto que hay muchos tópicos que romper.

    ResponderEliminar
  4. Bonitas fotos y el lugar no pinta nada mal y seguro que la cerveza estaba fría ;-))).

    ResponderEliminar
  5. Llego aquí or casualidad, primero porque el nombre de tu blog es muy sugerente y al entrar.... ¡ayer estuve allí! tomé una cerveza bajo el olmo, y luego un paseo por el río, que casualidades tiene la vida!!

    Saludos.

    ResponderEliminar