jueves, 22 de octubre de 2009

Me voy pal pueblo

Cuando el monte se alza en guerra y se llena de disparos y perros sueltos, tienes dos opciones, o subes al pueblo por el carril bici, sabiendo que pocas sorpresas te puedes encontrar, o atraviesas el Desierto de Las Palmas y te llenas de paisajes, olores y vistas que bien merecen la pena el esfuerzo. Por supuesto, la tercera opción que sería subir en coche, queda descartada por aburrida.








4 comentarios:

  1. Ten cuidado de patalear con el patinete por la montaña en estas fechas, no te vaya a confundir algún cazador con un jabalí saltando.
    Yo te recomiendo un chaleco llamativo para que se vea de lejos.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, si puede ser que no sea rojo ( a veces hay toros sueltos )

    ResponderEliminar
  3. killo...eso será del fin de semana supongo, porque hoy e subido a Vistabella y las ráfagas de aire eran para quedarse en casita.
    A no parar

    ResponderEliminar
  4. El caso es si lo confunden con un jabalí montado en una cabra y le tiran cuatro o cinco al mismo tiempo para ver si se cobran dos piezas de diferentes sabores. Hablando de esos cochinos bichos, en Lugo Total encontré bastantes cuando empezaba a oscurecer. Los enfocaba con el frontal y, carallo, cómo corrían.

    ResponderEliminar