lunes, 30 de noviembre de 2009

Morella-Peñarroya de Tastavins

Como en los libros sucede, en los que el autor agradece a todas las personas que han colaborado y hecho posible su edición, las escasas cinco horas de disfrute en estado puro vividas entre Morella y Peñarroya de Tastavins, combinando deporte con orientación, contemplación con respeto, naturaleza con amistad, no hubieran sido posible sin la colaboración de:

El genio que inventó la bicicleta.
Su primo, que pensó en acoplarle suspensión y frenos de disco.
Su Ilustrísima Eminencia que ideó el funcionamiento del gps.
La furgo de Carlos que transportó a personas y bicis.
Las vacas y toros que permitieron continuar nuestra ruta sin oponer resistencia.
Las cabras montesas que tuvieron a bien apartarse de la pista en nuestro descenso hacia Peñarroya.
Las Cervecitas Selectas quasi congeladas en la nevera Carlos que premiaron nuestro esfuerzo.
Nuestro amigo Vicente, que nos esperó pacientemente en cada punto de encuentro, respetando las cervezas de la nevera.
Carlos, peligroso brujo que, asistido por su secuaz “Internet”, se dedica a fabricar y repartir manzanas emponzoñadas con sabor a aventuras inolvidables al filo de lo posible, todas ellas ...brutaaaaaales!.


Morella (Castellón) 9.30 am del sábado 28/11/09 con todos los permisos y visados en regla, las mochilas llenas de kilos de porsiacasos y las bicis rugiendo por comenzar.

Morella a lo lejos, tras un buen rato de pedalear y caminar por el GR-7

Llegada a Vallibona.


Subiendo y subiendo hacia el Boixar.


Primer punto de encuentro en el Boixar, bocata, cervecita y a continuar subiendo al Coratxar.


Carlos!, Carloooos! Dónde vas? Seguro que es por ahiiiií?

Les Roques del Masmut.
El coloso de la foto prometió volver a visitarlas.
Este post va dedicado a Vicente, por habernos posibilitado vivir unos momentos inolvidables de máximo disfrute en un entorno espectacular. Ya son dos, las que te debemos!.

1 comentario: