lunes, 2 de noviembre de 2009

V Marxa a peu pel terme de Vilafamés.

La historia más o menos es siempre la misma, un sobreesfuerzo en medio de la naturaleza, para terminar entrando en meta con la satisfacción de estar reventado pero sin lesiones. La organización de la carrera, al ver el logotipo de mi camiseta y el club al que pertenecía, inmediatamente me ofrecieron cerveza bien fría para hidratar mi cuerpo.





Estos baloncitos, que algunos ya conocen, son los famosos baloncitos helados del Raval de la Pobla Tornesa, los cuales ayudaron a colocar mis músculos en sus lugares de origen previos a la carrera.

2 comentarios:

  1. Felicidades por haber conseguido el título de "maestro táctico"...despues de todo esfuerzo hidratar el cuerpo con una buena cervecilla.
    Dentro de poco, estaré más en forma para acompañaros.

    ResponderEliminar