domingo, 23 de mayo de 2010

¿Cómo regresar de Vinaroz a Castellón ...



... empleando el máximo tiempo posible, sin alejarte 50 mtr. de la playa?

No ha sido nada fácil. Pero lo hemos conseguido. Por supuesto, sin ninguna autonomía propia, parando allí donde veíamos una foto interesante, una cala desierta por descubrir o una terracita merecedora de probar su cerveza.

Creo poder decir, sin ánimo de herir sensibilidades sustentadas en opciones de relax socialmente más correctas y maquilladoras de supuestas economías estables, que con 20 gambas, (-6.50€ del billete de tren, - 13.50€ en cervezas, los bocatas venían en la mochila de casa) consigues un grado de relajación tal, que al llegar a casa necesitas una ducha fría para que no se desplome tu tensión arterial, ocular y psicológica.

Es recomendable hacer caso de los bar-points señalados en el track, pues son los que nos han ofrecido una mejor relación calidad-precio-cercanía a la rompiente de las olas.






Gracias a todos los que han participado en este proyecto deportivo-relajante-fotográfico-respetuoso-cervecero. (Carlos, Yoni, Salvatore, Javi, David y al ideólogo del reto...Vicente.)


P.D.
Me reservo el dato de la media de cervezas por kilómetro pedaleado que me marcó el gps al finalizar... Brutal!!!

5 comentarios:

  1. Sois unos Kraks.
    Lo de los bar poits me ha llegao.

    ResponderEliminar
  2. Ahora mismo voy por una cerveza a la nevera.

    ResponderEliminar
  3. "a por una cerveza...", creo que así es lo correcto. Un abarzo para todos.

    ResponderEliminar
  4. Una propuesta muy interesante. Buenas vistas en la segunda foto, en la tercera ... hasta la cámara se sumo a lo de los Bar-points.

    Realmente relajante.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  5. Anda! es verdad, no me había fijado, en la segunda aparecen las crestas del Bartolo... allá al fondo.
    ;-))

    ResponderEliminar