martes, 7 de junio de 2011

Los martes.

Los martes son días tristes, pesados, anodinos, de calles empinadas, de lluvias grises que no alegran el asfalto que mojan, de vallas oxidadas que atrincheran solares vecinos que no están en guerra, de coches estreñidos que se alivian con míseros humos que se esparcen ávidamente como ocupas de pulmones tiernos, indefensos, de recién nacidos...

son días de no hacer bodas, ni dicen, de tomar navíos.

Son días torcidos.






2 comentarios: