lunes, 19 de marzo de 2012

CS - VILLAFAMES: QUE BUENO QUE VINISTE!

Si la cosa no se tuerce, por fin hemos recuperado a David para el trail running, y como decía Mafalda: qué bueno que viniste! Para celebrarlo ya nos hemos marcado la primera de la temporada: Castellón - Fortuño - Ermita San Vicente y Villafamés: 24,75 kms bastante rapiditos, variados y muy entretenidos. La primera parte es la mas pastosa, y ahí nos hemos tenido que tragar a palo seco algo más de 10 km de asfalto. Pero luego venía la recompensa, y hemos transitado por una pista amplia (la del Fortuño) y luego por una senda por la que transcurre la Volta a Peu de Moró, hemos enlazado con el camino de la Serra. Esta senda nos deja muy cerca de la Ermita de San Vicente y posteriormente se pasa cerca del Pou del Mollet. Ahí las alternativas son varias, pero hemos escogido la más recta y prudente, y en vez de subir a La Pedra y las Antenas de Borriol, nos hemos ido directamente por el GR buscando la senda de Villafamés. En total 2 hrs 45' a ritmo de 6':41''
Apenas se aprecia, pero la cresta que hay a mis espaldas es el paso del Fortuño. Una vez coronado, en vez de tomar el descenso a Moró, hay que continuar la pista al recto y ascender por una pista hormigonada. Cuando le echan hormigón ya se sabe: pendiente dura y hay que poner la reductora.
Desde el mirador de la Serra se contempla perfectamente toda la comarca de L'Alcalatén: Alcora, Figueroles, Costur, Les Useres... En este caso la población que se divisa al fondo es Costur.
La única parte más delicada es el descenso que baja, por una aigüera, desde el GR al barranco que está a unos 5/6 kms de Villafamés. Una zona sombría y normalmente muy húmeda, pero que por efectos de la falta de lluvia está igual de seco que por todas partes, y todo es tierra y arenilla suelta.
Bueno y aquí está David sacándose una china que se le había metido en el zapato! jajaja.

1 comentario:

  1. Asfalto, pista, senda, mucha umbría, el Mirador del camí de la Serra, la Font del Buitre, la Font de Ros a medio camino donde poder refrescarte antes de acometer las tres muertes (aunque hoy hemos contado cuatro)...en fín, una preciosa ruta que te aleja paulatinamente de los zarpazos negros de la gran ciudad y termina en los brazos de una exigente montaña que sabe reconocer el respeto y esfuerzo del que por algún motivo necesita respirarla con admiración, entregándolo a los brazos de una plaza con fuente y un bar en la bella localidad de Vila-famés.

    Ah!, y gracias a Neus, Laia y Marian por encajar las piezas perfectas del puzzle al venirnos a buscar.

    ResponderEliminar