jueves, 15 de marzo de 2012

RACA Y ROCA BLANCA

Hoy se habría tratado de una salida más por una zona de sobra conocida, con la intención de desde alguna cima echar un vistazo al horizonte. Pero en este caso una espesa niebla nos sacó de la rutina. Salíamos desde la base del ermitorio de la Magdalena (como no fuí a la Romería, hoy me ha tocado esta penitencia! jjj) con lo que parecía una espesa humedad y nubosidad.

Y al subir a las cimas, no hemos podido encontrarnos con ese hermoso paisaje de masías, huerta, urbanizaciones, apartamentos y suave costa. Por contra, la mañana nos ha regalado con un espeso y extenso manto de niebla algodonado.
Esta estampa podría confundirse fácilmente con una postal de las cimas pirenaicas. Pero no, no es que hayamos aprovechado las fiestas de la Magdalena para escaparnos al Aneto.
Aquí debajo se supone que debe estar Benicassim, Las Villas y sus playas...
Aquí debajo se supone que esta Castellón y más en el horizonte el Grao.

4 comentarios:

  1. Hay veces que encuentras lo que no recordabas andabas buscando.

    Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría encargar otra mañana como esta para el sábado. ¿Dónde puedo pedirla?

    ResponderEliminar
  3. Bonitas fotos. Ésto no se encuentra todos los días.

    ResponderEliminar