sábado, 21 de abril de 2012

AIN Y LA VOLLDAMM DE BARRIL

Hoy David y yo, como los cazadores de mitos, nos hemos ido a verificar una leyenda urbana que dice que en un oculto lugar de la Serra d'Espadà, en una plaza de un pueblo con el nombre más breve del mundo; existe un bar con un grifo de cerveza tostada y malteada de Volldamm.
Como a las 7 de la mañana y fuera de la temporada de caza tales antros suelen estar cerrados, decidimos darnos un paseo de unas horitas y así hemos aprovechado para tachar otro de los asuntos pendientes de nuestra agenda: una rodada por el paratge d'Espadà, cuyo track os paso en este enlace: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2743698 y http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1230398
La ruta en cuestión asciende y enlaza tres picos: Pico Batalla, Pico Bellota y Peñas Blancas, que están próximos los 3 a los 1.000 metros de altura; y como toda ruta guarda una sorpresa poco antes del final y es que después de un largo tramo de descenso, cuando crees que ya vas así hasta el pueblo, aún hay que coronar un cerro, Cerro Gordo (cágate con el nombrecito, como si tuvieramos que perder peso!), que te vuelve a poner por encima de los 900 metros casi en línea recta, y desciendo por un terreno estrecho y resbaladizo de roca y piedra de rodeno hasta la carretera de Almedijar (Collado del Íbola para los ciclistas).
Menos mal que contamos con el asesoramiento de Enrique Mallol, compi de David, que ya nos indicó donde nos encontraríamos las complicaciones. Es imprescindible seguir la ruta con GPS, porque la senda en el ascenso al primer pico apenas esta pisada y se separa de los GR's y PR's de la zona. A ratos esta marcada, a ratos no, a ratos con mojones... Pero está muy poco pisada, estrecha, se pierde entre la maleza (que por cierto a la primera cima llegué como un Ecce Homo, con marcas de sangre y pinchazos de maleza y espinas en manos y piernas).
El resto del recorrido es bastante transitable, pero sigue siendo necesario un GPS para no perderse de la ruta. Muy recomendable el uso de bastones: practicamente el 90% del recorrido es senda, sobre roca de rodeno y con mucha piedra suelta en las laderas empinadas y en las partes altas. Por la zona de cresteo hasta el Pico Bellota (suponemos que con ese nombre porque en la cima hay encinas que crecen en la misma punta de la rocas) y de allí hasta Peñas Blancas, la senda es cómoda y con buen piso.
El tramo de descenso desde el Collado del Íbola hasta Aín es bastante divertido: la senda se introduce en un barranco empedrado muy bonito y pasa por varias zonas muy vistosas: una zona boscosa de carrascas donde David ha hecho una foto-retina que se guarda para su memoria y el que quiera disfrutarlo que suba a verlo; y otra ya muy cerca del pueblo donde la senda se convierte en pista hormigonada y que pasa junto al Molí de l'Arc.
Al final como siempre doble premio: la satisfacción por el recorrido que hemos disfrutado; y la satisfacción por haber descubierto que el mito no era mito, sino que aparte de una fuente de agua fresquisima que nos ha servido para refrescarnos y asearnos ante la mirada atónita de de alguna vieja del visillo, no sabemos si existe la fórmula de fierabrás, ni el santo grial, ... PERO LO DEL GRIFO DE VOLLDAMM era de verdad y damos fe de ello.

Y eso es todo amigos!!! Salut, esport i muntanya!!!

5 comentarios:

  1. Te agradezco Juan, que me lanzaras el guante, pues nunca había visto nidos de ametralladoras de la guerra civil, pocas veces había contemplado el nacimiento de una estrella que a fuego lento barriera a su paso las tinieblas de los bosques acomodado sobre lo alto de un mil, tampoco recordaba haber reinado por unas horas un país de oxígeno puro, verde profundo, con misteriosas sendas tintadas que a nuestros pies se arrojaban con la intención de seducir, ...y jamás habría imaginado el sabor de la medalla dorada que fría brotaba de aquella fuente metálica que conectaba mi garganta con el premio doblemente malteado en el interior de un mítico barril.

    Volveremos por allí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno David, he intentado pinchar a Vicente, pero me lo he encontrado con la segunda Volldamm en el Peña... asi que me ha dejado un poco sin argumentos. Pero bueno, cuando le contaba lo de la ruta y lo del grifo, ponia esa cara de alumno atento y esa mirada arriba de futuro inmediato... y no dudo que en breve arree con la familia para alli.

      Eliminar
  2. Vamos, que el almuerzo os ha sentado de maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vicente killo! que hemos puesto el comentario a la vez!

      Eliminar
  3. Chavalotes!... como dice Salvatore... ORGANIZACIÓN!!!

    ResponderEliminar