domingo, 27 de mayo de 2012

ANECDOTARIO DE MONTAÑERO


No es muy frecuente cuando uno asciende a un pico toparse con anonimos mensajitos repartidos por el sendero. Lo cierto es que fue muy curioso llegar a la cima del Mollet y ver una nota que decia:

Majestad, Juanjo y yo estem vius, si lliges este misatge es que tu tambe estas viva (pero de poquet) es broma. Som unes maquines de pujar. Ves fixante que ten disarem mes misatges. Firmado (un patidor)

Después vimos otras notas, e incluso en otro punto bajo la nota habían dejado dos naranjas de avituallamiento a la sombra. En la entrada anterior ya os presentamos a los ingeniosos bromistas, a los que acabamos alcanzando, y el motivo de la misma. La verdad es que nos reimos un buen rato con esta anécdota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario