sábado, 2 de marzo de 2013

Ha vuelto el deportivo.


Sus dos amplias plazas permiten por una parte, someter tu cuerpo al mayor plan de entrenamiento jamás concebido, donde expulsarás todos tus excesos, rendirás tu última caloría, ofreciendo tu postrero esfuerzo a un dios por la mayoría desconocido...







...y por otra parte, en el otro asiento, se acomoda tu mente, sujeta sin cinturón a una máquina del tiempo, preparada para un viaje sin un claro destino, liberada de la necesidad de decidir, disfrutando de cada sonrisa del camino, pudiendo al mismo tiempo contemplar mientras las piedras se abren bajo tus pies, cómo aletea una mariposa o una abeja recoge su merecido, o cómo consigue tu recuerdo fotografiar unos montes extrañamente blanquecinos y sentir a la par, cómo resbala una gota por el sépalo de una flor procedente del rocío.

Características técnicas:
Consumo en euros: 0
consumo en esfuerzo: muy pero que muy elevado
autonomía: mientras aguante el pataleo.
sensación de libertad: la que tu mente pueda soportar.








I’m not sure you know what I mean....




No hay comentarios:

Publicar un comentario