lunes, 24 de junio de 2013

MIS ALBARCAS, MI CAMINO

Seguimos acumulando kilómetros con las albarcas. Causan sorpresa por el camino, pero más me sorprenden a mi por encontrarme cada vez más cómodo con ellas. Se nota la falta de amortiguación, pero cualquier escusa es buena para disfrutar del camino que marcamos nosotros al caminar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario