domingo, 15 de marzo de 2015

The new kickwoman.




No podía tener mejor final de fiestas que 30 dulces kilometritos de carril bici Castellón - Benicassim en compañía de mi hija Laia. No ha venido obligada, fortaleciendo su rodilla, ha disfrutado de la playa, no teme los largos silencios de esfuerzo, pregunta por lejanas sendas que divisa en la montaña, apenas si ha roto a sudar y no se ha quejado de nada.



Temblad, kickbikers, temblad, si le termina gustando esto de dar patadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario