domingo, 22 de noviembre de 2015

Circular por la Sierra de Albarracín.

La belleza tiene infinidad formas. 

Tratar de asimilar alguna de ellas en tan sólo un fin de semana, requiere viajar muy despacio, parando cuando ella te lo exija, hablando más con el pensamiento que de palabra, y si al respirar hondo para recuperar el aliento logras mantenerte en silencio, notarás cómo te entra en los pulmones, te recorre todo el cuerpo y te hace sentir por un momento como si fueras parte de ella.

Low cost bikepacking.

Puerta de entrada a los Pinares de Rodeno.



Pinturas rupestres Abrigo del Navazo.



Gestión inteligente del espacio-tiempo.

Tramacastiel.

El mejor lugar para descansar. Gracias a Paco por su amabilidad y agradable conversación.



Fluyendo.




Bajada al cañón del río Guadalaviar





200, habían 200 escalones. Los hemos contado.

Presa río Guadalaviar.

Teruel y su torico.

Nosotros cuatro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario