sábado, 9 de enero de 2016

Enero primaveral.


No veas lo que se puede hacer con la seven de ir todos los días al trabajo. Además de los más de 2.500km que me ahorra en gasolina al año, el placer de pedalear, el detallito que tiene de no contaminar ni hacer ruido y bla, bla, bla...hoy me ha permitido hacerle un acordeón a la carretera del desierto, un sube y baja al cuadrado con escapadita final por la font Tallà, Cabanes y vuelta por carril bici de CV-10.

Imaginaos si la bici pesara seis kilos menos.Aunque en casa me dicen que de momento...si hay que quitar quilos a alguien, me los quite yo.
;-).





No hay comentarios:

Publicar un comentario