domingo, 24 de julio de 2016

Achicando espacios.





Suyo es uno de esos cinco dedos de la mano que dicen deben ser suficientes para contar una verdadera relación de imperecedera amistad.


Ahora,  y gracias al kickbike, de repente las distancias se han reducido. Reus está a solo día y medio de distancia en patinete. La pelota está en mi tejado, sí, lo sé, pronto la patearé.

Gracias Pep, por tu visita, por tu alegría, por soportar mis cervezas tan frías, por tus lecciones de kickbike.








No hay comentarios:

Publicar un comentario