domingo, 11 de junio de 2017

Muy por encima de la suerte.


Cuando la ilusión no depende de sorteos, basta con elegir un día del calendario, fijar una hora de salida, elegir un recorrido lo suficientemente largo que te permita disfrutar, padecer y compartir una experiencia que cabe por completo en tu mochila.



Siempre guardo un secreto en el fondo de mi mochila, recubierto de placas de hielo, aunque corro el peligro que un día u otro me lo terminen descubriendo.





Además, si estos días pasáis por el GR33 entre Castellón y Xodos, veréis que no quedan pañuelos, ni botellas ni cartuchos por el suelo. Cortesía de Jandro, Vicent y la Cerveza es alegría.






1 comentario: